sábado, junio 23, 2007

Gerda Taro ¿la primera mujer fotógrafa muerta en una guerra?

Queremos hacer un homenaje a otra mujer poco conocida por la figura y el éxito de su compañero: Gerda Taro. Sin embargo, de no haber sido por ella tal vez él hoy, Capa, no habría existido.
Su nombre original era Gerta Pohorylle, hija de un judío alemán, nació e Stuggart, Alemania, en 1910. Por sus ideas socialistas marcha a París huyendo de los nazis. Allí conoce a un judío húngaro André Friedman, bastante desaliñado, sin mucho futuro, que le enseña a manejar una cámara de fotos. Desde ese momento son inseparables y será ella la que inventa la figura de un reportero norteamericano, Robert Capa, de mucho éxito que trabaja para una revista famosa y del que ellos dos son sus representantes. Así pueden ofrecer sus fotos a los periódicos franceses. André experimenta todo un cambio físico, bien vestido y como representante de ese nombre nuevo, Robert Capa, es enviado a cubrir la guerra civil en España. Gerta, convertida ahora en Gerda Taro, le acompaña y fotografía el terrible drama de los bombardeos. Al principio los dos firmaban sus fotos como CAPA, luego el nombre lo utilizaría solo él y, en su última época ella reivindicaba su derecho a utilizar su nombre para firmar sus fotos. No le dio mucho tiempo a utilizarlo porque murió con solo 26 años. Rafael Alberti la nombra en su "Arboleda perdida" y le hace un homenaje en su funeral.

Sin duda otra víctima absurda de las guerras que destrozan tantas y tantas vidas anónimas.

Su último trabajo fue la batalla de Brunete en julio de 1937 y pocos días después murió víctima de un accidente estúpido en el campo de batalla al ser arrollada por un tanque republicano.

Imágenes e información de Mujeres Riot que su vez la toma de la revista “Clío” firmado por Ada Simón y Emilio Calle.

5 comentarios:

José Aurelio dijo...

Estupenda entrada, Juana.
No es sino una muestra más de la ocultación de la labor de mujeres bajo "el talento" de ciertos hombres.
Me gustaría aprovechar la ocasión para recordar a una almeriense tambien relacionada con temas de reporteras de guerra y por tanto pioneras en su época. Podemos encontrar una estupenda biografía de Carmen de Burgos Seguí, la Colombine,de Concepción Núñez Rey que mereció el premio Antonio Dominguez Ortiz de biografías en 2005. Se encuentra publicado por la fundación José Manuel Lara. Os animo a leerla.
Un fuerte saludo.

Juana G. Linares dijo...

José Aurelio, Carmen de Burgos es una de las figuras más importantes de Andalucía y más conocida por el hecho de haber sido difundida su labor por el Instituto Andaluz de la Mujer que fundó el centro de estudios feministas en Baeza que lleva su nombre. No conocía esa biografía, gracias por tu recomendación. Otro libro para el verano. Gracias por tu frecuente colaboración. El próximo curso podíamos hacer algo en común. Entre tanto descansa y buen verano.

Jose Aurelio dijo...

Muchas gracias Juana. Te voy a hacer caso en las dos sugerencias.Estamos encantad@s con entrar en contacto. Queremos extender el deseo de feliz verano a todas las personas que colaborais en vuestra estupenda bitácora. Esta herramienta nos permite estar muy cerca a pesar de trabajar tan lejos.
Estaremos en contacto.

Anónimo dijo...

Podéis encontrar todos los detalles de la vida de Gerda en "Gerda Taro, fotógrafa de guerra". Una estupenda biografía escrita por el periodista Fernando Olmeda, autor del magnífico ensayo "El látigo y la pluma" y de la novela "Contraseñas íntimas".
Es lo mejor y lo único que hay sobre Gerda.
Por cierto, ¿por qué el libro no está en las librerías de mujeres? ¿Porque el autor es un hombre? Me parece una discriminación que está fuera de lugar

Juana G. Linares dijo...

Acabamos de aterrizar de las vacaciones y las obligaciones de inicio de septiembre nos han tenido muy ocupadas a la mayoría de las personas que trabajamos en la enseñanza así que no había leído la última entrada de nuestro autor anónimo. En primer lugar muchas gracias por su aportación sobre el libro de Fernando Olmeda. No lo conocía y me servirá el dato para buscarlo y conocer más sobre esta mujer.
En segundo lugar me parece muy mal que el libro no esté en una librería de mujeres por el simple hecho de estar escrito por un hombre. Quiero pensar que su ausencia se deba a su desconocimiento; sería buena idea darles a conocer su existencia para que subsanaran su error.