domingo, junio 03, 2007

Ya van 26 víctimas en 2007



Ayer moría en Vitoria la última víctima de violencia de género. Esta semana ha sido fatídica y el año está resultando desastroso: ¡ya son 26 las mujeres que han resultado víctimas de este tipo de violencia!.

Al contrastar ciertas noticias, uno lee que, en lo que va de fin de semana han perecido "unas cuantas" (ni nos fijamos en el número) víctimas de accidentes de circulación, siguen pereciendo inmigrantes en su intento de llegar en cayucos a costas españolas, las víctimas de las zonas de conflicto ya dejan de contarse y no ocupan las primeras de los diarios...Ya nos hemos acostumbrado a estas cifras y, por ello dejan -tristemente- de ser relevantes, dejan de ser noticia y ocupan rincones recónditos de páginas centrales de los periódicos.

Por desgracia, al leer la noticia de la última víctima, he tenido esa misma sensación: he tenido que ir hasta la página 42 de El País para dar con ella. Sólo ocupan las primeras o páginas más importantes aquellas muertes que se producen con algún "morbo" especial. ¡Como si todas no fueran igualmente trágicas y no tuvieran la misma raíz! Como la mayoría de las víctimas, ésta había puesto denuncia por malos tratos en tres ocasiones, e incluso había pedido protección, que había sido denegada por el juzgado.

Algo se está haciendo mal ya que desde que se aprobó la Ley Integral contra la Violencia de Género no han disminuido los casos de asesinato. ¿No existen mecanismos para evaluar la aplicación de dicha ley, para hacer un seguimiento de los casos denunciados? ¿No son evaluables las acciones de los jueces? Seguro que sí, pero ¿se evalúan?

¡Paremos ya esta barbarie!
La imagen es del gran Forges, que, como siempre, es clarividente.