lunes, octubre 06, 2008

Las croquetas de mi Puri

"¿Dejar a mi Puri?"

En concreto, el controvertido anuncio de las croquetillas narra lo siguiente. Una voz femenina dice: "Como psicóloga te digo que deberías dejar ese trabajo y olvidarte de tu mujer, que te absorbe toda la energía positiva"(curiosamente nadie ha comentado nada de la "genial" psicóloga, yo ya mismo la contrato).

Entonces, una voz de hombre contesta: "¿Dejar a mi Puri? ¡Pero tú estás loca, si mi Puri es lo más grande! Cómo se nota que no has probado las croquetas de mi Puri" (para mí que este hombre demuestra una salud mental excelente, no sé qué pinta en esa consulta). A continuación, una tercera voz reza el lema de la campaña: "Si tu vida es como tú eliges que sea, ¿tu inversión no debería ser igual? Compra Letras del Tesoro" (para mí que un señor casado con una Puri que tiene que hacerse las croquetas ella misma no puede invertir en esas cosas) .

El PP pidió a la ministra de Igualdad la retirada ese anuncio por considerarlo "discriminatorio y sexista".

Para la senadora 'popular', que leyó la transcripción de la cuña publicitaria ante Bibiana Aído, el anuncio es un "escándalo gravísimo", especialmente porque quien está detrás es el Ministerio de Economía. Según afirmó, "está en línea con los estereotipos más discriminatorios alejados de una sociedad democrática (...) y es más propio de un país en donde las mujeres ocupan un lugar subordinado en la familia" (20 minutos).

No hay croquetas domésticas que amenacen la incorporación laboral de la mujer, que impidan que los dos cónyuges se extenúen para traer a casa el mismo dinero que antes traía una sola persona (La Razón, 5Oct.)

Opiniones varias de las lectoras y ciudadanas en general, agrupadas y resumidas por franjas de edad y status social, obviando a individuas tales que Isabel Preysler, que no ha liado una croqueta en su vida:

Tendría que pedir disculpas por decirlo, pero hago unas croquetas estupendas. Tan buenas que si mi hombre tuviera como único argumento para no abandonarme para irse con otra más joven la calidad de mis croquetas, para mí perfecto, que así no perdía yo la pensión que me trae todos los meses a casa y que me cubre el coste de la bechamel, los tropezones y me deja para tomarme el café con las amigas.
Me siento culpable por decirlo, pero me salen geniales las croquetas. No puedo contarlo en el trabajo, porque todas mis compañeras me miran como si fuera una gilipollas tarada con la autoestima machacada que está al servicio de su marido. Lo cierto es que me gusta cocinar y mi marido hace otras cosas en la casa.
Le encantan mis croquetas, ya lo sé, pero hoy no me da tiempo de hacerlas y mañana me dirá que ni para cocinar sirvo y que para una vez que me pide algo no soy capaz de darle esa pequeña satisfacción y dependerá de lo que haya bebido lo furioso que se ponga.
Qué me gusta cocinar. Además ni trabajo puedo decir que me cuesta porque si voy a hacer, pongamos por caso, unas croquetas, que a mi marido le encantan, ese día él se esfuerza por dejar, por ejemplo, los baños limpios, por aquello de que las croquetas son un plato laborioso.

Elegid opción. Cuando yo hago croquetas, las hago porque me da la gana. Y qué buenas que me salen.
Y si hay anuncios que ofenden, que empiecen por retirar los de furcias. Que estamos hart@s de hablar de ellos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Los de furcias? que mentalidad...

Purificación García dijo...

Yo ya era conocida, pero ahora sí que puedo decir que me han hecho famosa. La gente me para por las calles para pedirme recetas autografiadas de mis croquetas, la psicóloga de mi esposo se ha tenido que colocar en el McDonalds y vendo el doble de trapos. No hubiera querido que fuera así, pero me ha venido como anillo al dedo.
Lo que no aguanto es que se murmure sobre mí o que se opine que soy una mujer esclava del hogar y sometida, que no tiene más aspiraciones en su vida que conquistar a su marido por el estómago.
Un saludo cariñoso.

Natividad López (Granada) dijo...

En esta santa casa todas las tareas del hogar están repartidas entre todos los miembros de la familia, masculinos y femeninos. Yo guiso, y las croquetas(que también me salen como a la Puri) las hago cuando quiero o hay mayoría de votos. Y to´s tan contentos y contentas.No hay que darle tantas vueltas que todo se convierte en discriminación. Bsos

Pais Vasco-Ibasque dijo...

Encantado de conocerte Puri!, yo también quiero un autógrafo tuyo! ¿Puedo decierte que me lo firmes en las empanadillas?, es que soy de Móstoles y claro, a mi marido,con lo macho que es, le sentaría muy muy mal que se las cambiara por las croquetas.
¿Te cuento un secreto?, cuando estoy sola porque él se va al fútbol todo el día...me hago croquetas para mi sola. Pero no se lo digas que me mata ¿eh?

Juana G. Linares dijo...

Anónimo: lo de las furcias se refiere a los distintos artículos que ya han sido publicados aquí denunciando los anuncios publicitarios sobre la prostitución:
http://lanaranjadelazahar.blogspot.com/2008/02/colores-los-que-me-salen-m.html

http://lanaranjadelazahar.blogspot.com/2007/03/20-minutos-suprime-la-seccin-de.html

http://lanaranjadelazahar.blogspot.com/2008/09/prostitucin-publicidad-y-pacatera.html

Juana G. Linares dijo...

No sabía yo que tú eras de las empanadillas, Juan. Ya me dirás cómo las haces.

Desdentado dijo...

el mundo es una croqueta, el día menos pensado la echan a la sartén y todos fritos.

Adolfo Dulce de Membrillo

visite:

www.ponunacroquetaentuvida.com