lunes, octubre 05, 2009

Mercedes Sosa (1935-2009)

Ayer, 4 de octubre, el corazón de Mercedes Sosa dejó de latir, no pudo soportar por más tiempo la pasión, la entrega a los demás, la denuncia de injusticias y el canto a la vida de Violeta Parra que hizo suyo llevándolo por todo el mundo.
De pronto el tiempo se rebeló y su voz me hizo volver no a los diecisiete, sino a mis diecinueve, mis veinte años,cuando la canción sudamericana, desde Atahualpa Yupanqui o Facundo Cabral a Víctor Jara sonaba en nuestros pisos de estudiantes, se cantaba a coro en las manifestaciones. Eran tiempos de mirar adelante sintiéndote al lado de alguien que soñaba como tú. El pasado era tan negro que solo importaba transformar el presente para alcanzar un futuro mejor. Los cambios procedentes de Chile, tras el triunfo de la Unidad Popular y Salvador Allende, se convirtieron en una esperanza aquí en España.


Fuente. Marcunsinprensa, YouTube (Grabación de 1986).


Cuando en 1973 se produjo el golpe militar, con el apoyo de EEUU, el sueño se quebró pero las voces de denuncia, de reivindicación de justicia por parte de los pueblos, no pudieron ser acalladas. Entre esas voces destacó la voz sobria de Mercedes Sosa (ella se definía como Cantora, ese sería el título del último disco grabado con un grupo importante de artistas como Fito Páez, Caetano Veloso...) Según Facundo Cabral "cantante es quien puede cantar; cantor/a, quien debe"; esa función es la que Mercedes Sosa ha cumplido sabiamente y nos ha hecho mirar alrededor y valorar en los momentos más difíciles lo más importante que tenemos: la vida.


Fuente: NativoRS YouTube
"Gracias a la vida" de Violeta Parra

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abedecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre amigo hermano y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos,
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano,
Cuando miro al bueno tan lejos del malo,
Cuando miro al fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida.
Fuente: Musica.com

5 comentarios:

Belén Proaño dijo...

Felicitaciones, muy bonita la entrada

Meli dijo...

Yo también recuerdo las canciones de Mercedes Sosa de mi época de estudiante. Mi mejor amiga recurría siempre a su música cuando estaba baja de ánimo.
Una magnífica persona que se ha ido.

Vicente dijo...

Querida amiga:por favor no cambies nunca.
Es un privilegio conocerte y tratarte.
Gracias.Continua.....

Francisco Nicolás dijo...

Inolvidable aquella sentida versión de "Alfonsina y el mar" recordando la figura de la poetisa Alfonsina Storni que se despedía con estas palabras:

"Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina, tenme puestas las sábanas terrosas y el edredón de musgos escardados.
Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame. Pónme una lámpara a la cabecera, una constelación, la que te guste, todas son buenas; bájala un poquito.
Déjame sola: oyes romper los brotes, te acuna un pie celeste desde arriba y un pájaro te traza unos compases para que te olvides. Gracias... Ah, un encargo, si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido..."
Recuerdo de manera especial una noche en la plaza de España, cuando actuaba dentro del programa de Festivales de España, donde aprovechaba, como otros/as, los bancos para oirla cantar (no había presupuesto para otra cosa). Inolvidable noche

Juana G. Linares dijo...

Gracias Paco por ese comentario tan hermoso. ¡Cuántas canciones escuchamos en aquellos Festivales de España!