sábado, noviembre 10, 2007

¡Hay que pegarle a la mujer¡¡¡

En la prensa de hoy aparece un titular destacado sobre las declaraciones de un imán saudí sobre el trato que debe dar el marido a la mujer para "educarla": "el hombre debe pegar a la mujer allí donde no deje marcas", se trata de "aleccionarla" para que sepa cuáles son sus obligaciones y quién es la persona que manda.
Declaraciones de este tipo han saltado ya a los medios occidentales en otras ocasiones como las de un imán de Málaga hace unos años. Son afirmaciones que atentan contra los derechos de la mujer y que responden a la concepción del poder en manos de los hombres.
Para la cultura occidental es evidente que comportamientos de esta índole son rechazables. Sin embargo deberíamos mirar algo más a fondo en nuestra cultura para denunciar manifestaciones, como por ejemplo el mundo de las canciones, que alimentan las mismas ideas de dominio del hombre sobre la mujer utilizando la fuerza si es necesario.
He encontrado una muestra de un corrido mexicano, al parecer muy conocido, que no tiene desperdicio:

5 comentarios:

Meli dijo...

Vaya... sorprendente quizás?
en la página de You-Tube aparecen 21 comentarios. Ninguno en contra de la maravillosa letra de la canción.
Genial.
Hay que pegarles.
A ellos.
Yo me apunto.

Ana Echarri dijo...

¡¡Horrible, horrible!!!
Soy incapaz de terminar de escucharlo.

Tenemos que seguir denunciando. BASTA YA.

Almu dijo...

¡¿Quién les ha abierto la jaula a estos dos?!

Bochornoso!

La pena, y más que la pena, el problema es que no son los únicos con canciones así. Actualmente, en una parte importante de la música más comercial, la mujer queda siempre como la mala, como la problemática y en este caso, como a la que hay que pegar para demostrar la "superioridad" del hombre.

Una pena que se utilice la música para esto...


Saludos! ;)

Anónimo dijo...

Homicidio es homicidio, la vida humana no se revaloriza de acuerdo al género, así q no me vengan con nada de femicidio. Un ser humano q agrede a otro, tiene problemas mentales, no importa el género. Las mujeres deben saber también que no se puede agredir d toda forma posible a los hombres sin consecuencia alguna, ampárandose a simples normas sociales q representan la "humillante sanción" para el hombre de ser considerado un "maricón", lo q de paso tampoco debería ser considerado algo humillante. El q la agresión de hombre a mujer sea más probable q viceversa, no puede hacer posible q resulte aberrante la de hombre a mujer y q la otra sea algo gracioso, la mujer y el hombre valen igual, y ambas agresiones por lo tanto deberían tener el mismo reproche. Pero muchos nunca se llegan a cuestionar nada, SOMOS IGUALES, VALEMOS LO MISMO.

Omar Meza dijo...

Muy bien argumentado, todos valemos por igual. El problema radica, el ser golpeado sin razón alguna o abusar del prójimo sea al género que pertenezca. La tv y los demás medios de comunicación esquematizan mucho el como se debe tratar a la mujer, dejando de lado al prójimo en general.